Poemas sobre el desamor ara niños y jóvenes. Poesías para momentos tristes sobre perdida de amor para leer e interpretar.

Poemas de Desamor

Refranes

¡Bienvenidos a la página de poemas de Desamor!


En está página encontrarás los mejores poemas sobre el desamor. Poesías especiales para leer en momentos tristes.


 

Amor infeliz

Mis lágrimas corren.
Mi agudo gemir.
Tu pecho sensible
conmueve; y al fin
si quiero atreverme,
no sé qué decir.
No lo sé, temblando
si por descubrir
con loca esperanza
mi amor infeliz.

Juan Meléndez Valdés

 

 

Beber lágrimas amargas

Bebí ansioso tus lágrimas amargas
con suspiros tristísimos salían
mezcladas, confundidas tus palabras.

Pedro Martínez de la Rosa

 

 

No voy a amar

No voy a amar
a alguien que ya me ha traicionado.
No quiero sufrir más
por tu traición.
Tuve llantos amargos,
pero Dios te va a perdonar.
Que te perdone Dios,
porque yo no lo haré.
No voy a amar
a alguien que me ha herido.
¿Que más me puedes destrozar?

Sahian Abigail Lara Sánchez

 

 

Siempre pensabas en ti

Tal vez, esto no sea un poema
ni un texto, ni nada
sino la vida misma
de una chica enojada.
Una chica que estaba harta
de escucharte rechistar
porque siempre pensabas en ti,
nunca en los demás.

Todo esto es solo
una pequeña porción
del daño que me hiciste
al romperme el corazón.

Me trataste como a un muñeco,
y yo incapaz de decir
todo lo que pensaba
por miedo a verte sufrir.
Pero esto se acabó,

Esa época ha pasado
ahora ya he reparado
mi antiguo corazón desgarrado.

Paula Martinez Horrillo

 

 

Un corazón que rompiste

¿Hola, te acuerdas de mi?
Lo dudo, ya no me ves,
cada día te evito
me voy sola, tal vez,
mientras te diviertes
pescando otro “pez”.

Te odio, te amo, pero no lo mereces,
eres mala persona,
un chico sin corazón;
si quieres que sea tu amiga,
dame una buena razón.

Un corazón que rompiste
no volverá a buscarte,
no me busques más en tu vida,
me iré a sonreír a otra parte.

Paula Martinez Horrillo

 

 

De mi te cansaste

Una vez nos amamos.
Juramos, rezamos
y deseamos
juntar para siempre nuestras manos.

Aquellas promesas
que de tu boca salieron
fueron maltrechas
con mucho esmero.

Tu te divertías
jugando conmigo al pino
mientras en las viñas
conocías a otro 'amigo'.

Finalmente de mi te cansaste
y todas las bromas que aprendiste
a él se las enseñaste.

Ahora solito espero
que te vuelva el cansío
hacía ese nuevo mozuelo,
aquí, sentado en el río.

DibujosParaPintar.com

 

 

 

 

¿Te sabes un poema?
Envíalo desde la página principal de poemas.

Versión móvil Condiciones de uso   | ©2004/2017 - Daniel Martínez Bou - Todos los derechos reservados   | Plantas