Como ha de ser el estudio o habitación donde dibujar: características básicas que ha de cumplir.

<< Materiales de dibujo

Estudio de dibujo

Estudio de dibujo

El estudio de dibujo es una habitación dedicada exclusivamente para ejercer la tarea de dibujar, colorear, recortar y otros procedimientos para obtener la obra final que pretende el artista. Es aconsejable disponer de una instancia, o sino una zona de nuestra habitación, para concentrar todo el material y herramientas en este espacio. Evitando así tenernos que desplazar cada vez que hubiéramos de coger algún utensilio por toda la casa, con lo que se consigue centrarnos más en el trabajo y aprovechamos el tiempo.

Ha de ser relativamente espaciosa. Tenemos que colocar la mesa, silla, armario, herramientas, y el dibujante. Si se nos presenta un espacio claustrofóbico no podremos trabajar bien y nos cansaremos rápidamente.

Ha de presentar las paredes de colores claros. Una instancia oscura perjudica la concentración y cansa la vista.

Para organizar el material podemos optar por situar un armario cajonero o unas baldosas de pared próximas a la mesa, de tal manera que sin necesidad de levantarnos de la silla podamos alcanzar todos los aparejos. Sin embargo, son inútiles todos estos recursos si después de dibujar dejamos el material tirado por todas partes. Es importante situar todos los objetos al lugar indicado.

La habitación ha de tener buena ventilación, es imprescindible si trabajamos con tintes o pinturas que emanan vapores. Una buena ventana, además de luminosidad proporciona un buen paso corriente.

Iluminación

La sombra no cubre el dibujoA la hora de dibujar, como en cualquier otra tarea, hace falta una buena iluminación. Es preferible utilizar la luz del día por sus numerosas cualidades: proporciona una luz potente y uniforme, es gratuita, sana para la salud y nos muestra los colores en su tonalidad natural. Si no disponemos de iluminación suficiente en nuestra instancia podemos utilizar alumbrado artificial. Siempre empleando emisores que proporcionen una luz blanca; la amarilla cansa y daña la vista. Los fosforescentes y bombillas de cierta potencia (100W) ofrecen estas prestaciones.

Los instalaremos de manera que el foco dirija la luz en el lado contrario a la mano que utilicemos. Si somos diestros colocaremos la bombilla en el lado izquierdo, pero si somos zurdos la situaremos a la derecha. Con esto conseguiremos evitar proyectarnos nuestra sombra sobre el papel.


<< Materiales de dibujo


Condiciones de uso   | ©2004/2014 - Daniel Martínez Bou - Todos los derechos reservados   | Enlaces