Cuento infantil de Cuento de amor de San y Valentín con dibujos con dibujos para niños y niñas.

Estás leyendo la 2ª parte de este cuento.
Leer el principio de Cuento de amor de San y Valentín


Cuento de Cuento de amor de San y Valentín con dibujos

 

Viñeta dibujada por CamilaChan

Cogió el ratón y aceptó el reto. Haría su primer dibujo en línea. Qué podría dibujar? Cerró los ojos y se imaginó estando en la colina, ojeando cada rincón de la ciudad, cada callejuela...

-¡Ya lo tengo!

Y, sacando un poco la lengua como siempre hacía, se puso a dibujar con mucho esmero. Cambiaba de color haciendo clic en los botones, cambiaba de lápiz haciendo clic en otros botones y no tenía que sacarle punta, como a su diminuto lápiz de la bandolera.


 

Viñeta dibujada por Chun

Finalmente terminó su creación.

Era una pequeña casa unifamiliar con un pequeño jardín y una casita de perro en el rincón derecho de este.

En el rincón izquierdo, un pequeño pozo se alzaba dando al conjunto una sensación de casita de muñecas.

Había visto varias veces esa casa desde la colina pero nunca se había animado a dibujarla.

Y envió su dibujo.

Escogió "San" como nombre artístico. A partir de ahora todo el mundo sabría que una tal "San" había dibujado "La Casita Afortunada" en un Cuaderno de Dibujo virtual.


 

Viñeta dibujada por Ludmi Fan de FNAF

Apagó el ordenador y se puso a hacer los deberes que la maestra de matemáticas Marisa les había dicho para mañana.

Sandra era una buena estudiante y la felicitación de la maestra Marisa lo demostraba. Sus multiplicaciones estaban todas bien hechas.

El día pasó y Sandra regresó a casa tras terminar las clases.

Esa tarde quería dibujar un elefante con el ordenador en el Cuaderno de Dibujo virtual.

Tenía pensado hacerle unas orejas pequeñísimas, al contrario de las orejas gigantes que tienen en la realidad tal como lo explicó Jorge Pedrolo, su maestro de naturales ese mismo día.


 

Viñeta dibujada por Mikelplayer

Delante del ordenador, escribió la misma dirección:

www.dibujosparapintar.com/cuaderno_de_dibujo.html

Y por curiosidad, antes de dibujar el elefante de orejas pequeñísimas, quiso ver el dibujo que hizo ayer. ¿Cómo habrá quedado?- se preguntó.

El dibujo se cargó en la página en pocos segundos y posteriormente los trazos se fueron dibujando mágicamente.

Imitaban a la perfección todos los movimientos que Valentina había hecho el día anterior.

Al acabar, la niña se fijó en algo que antes no había prestado atención; un usuario había escrito un comentario:

-Tu dibujo es perfecto. Has dibujado mi casa con todo detalle. Eres una gran dibujante San :)


 

Viñeta dibujada por Annie

Alguien había visto su dibujo y le había escrito su opinión. Y parecía ser que ese alguien vivía en la casa que había dibujado.

¡Qué ilusión! - exclamó Valentina.

Situó el puntero al cuadro de comentarios y respondió el mensaje de ese alguien llamado Valentín.


 

Continuar el cuento >>

<< Volver hacia atrás el cuento


 

Menú

Cuentos
Página principal de la sección de cuentos.

Versión móvil Condiciones de uso   | ©2004/2019 - Daniel Martínez Bou - Todos los derechos reservados