página de humor con chistes largos y cortos de religión, página 2. Sección especial para reir un rato con chistes ingeniosos de religión, página 2

Chistes de religión

En esta página tenemos una recopilación de los mejores chistes sobre de religión.
¿Cuál te gusta más? Puedes enviarnos el tuyo en la sección de enviar chistes




Hay más páginas de chistes de religión: 1 | 2 | 3

 

 

Llega una persona y le dice a otra:
-Negra, vamos a bailar.
Y la persona responde:
-No. Primero: estás borracho. Segundo: el ave maría no se baila. Tercero: no es una dicoteca sino un velorio y cuarto: no soy ninguna negra soy la viuda.

 Enviado por: alejandro arredondo

 

¿Si robo el WiFi de la iglesia, estoy recibiendo la señal de DIOS?

 

Un cura se marchó a otro país. Le mandan a un niño a buscarlo y el niño, después de encontrarlo, le dice:
-Perdone, su merced, que haya venido a molestarlo, pero en el pueblo quieren saber ¿qué hace usted viviendo como un ermitaño alejado de la civilización estos años?
El cura responde:
-Pues bien, hijo, yo con mi vino y mi rosario me las paso muy bien. ¿Quieres un poco de vino?
El niño responde:
-Sí, padre.
-Rosario, tráeme el vino.

 Enviado por: Leslie Jimenez Guillen

 

Una persona ahogándose en medio del océano. Viene un bote y le dice:
-¿Quieres que te ayude?
-No, gracias. Dios me va a salvar
Pasa otro barco y le dice:
-¿Quieres que te ayude?
-No, gracias. Creo en Dios y me va a salvar.
Pasa una tercera embarcación:
-Amigo, ¿quieres que te ayude?
-No, gracias. Dios es muy bueno y me va a salvar.
Pasan los días y finalmente se ahoga. Marcha al cielo y pregunta la persona enfadada a Dios:
-¿Por qué no me salvaste?
Y Dios dice:
-¡¿Pero que quieres más?! Te envié tres Barcoooos!

 Enviado por: Matias Damian

 

Llegó un cura nuevo en la plaza del pueblo y empezó a gritar:
-Vecinos, vecinos, empujen.
Una señora que escuchó los gritos le dijo a su marido:
-Anda, querido, ve a ayudarle. A lo mejor tuvo pana.
El marido bajó a la plaza y le preguntó al cura:
-¿Dónde está, buen vecino?
Y el cura le dijo:
-Aquí, en el columpio. ¡Empúje!

 Enviado por: panchapaz

 

Pepito y su hermano Pablito son unos niños muy traviesos. Su mamá ya no los aguanta más, así que un día habla con el cura del pueblo:
-Padre, no aguanto más a mis hijos.
El padre le responde:
-Bueno, mándamelos esta tarde.
Al rato, llega Pepito a la iglesia para hablar con el padre. El padre le dice:
-Persígnate.
Y Pepito se persigna. A continuació el padre le dice:
-Pepito, ¿Dónde está dios?
Pepito no contesta.
-Pepito, ¿Dónde está dios?
Pepito sigue sin contestar. El padre enfadado le vuelve a preguntar:
-Pepito, ¡¿Dónde está dios?!
Pepito sale corriendo y se esconde en el ropero donde se encontraba su hermano.
-¿Qué haces aquí, Pepito?
Y le responde su hermano:
-Es que dios se ha perdido y nos quieren echar la culpa.

 Enviado por: Denis Alexis Hernandez.S

 

Estaba Pepito escribiéndole la carta al niño Dios y pone:
-Niñito Dios me he portado muy bien este año y quiero que me traigas una bicicleta.
Luego ve la mirada de la Virgen y rompe la carta.
-Me he portado muy mal este año pero ojalá me traigas una bicicleta.
Ve a la Virgen de nuevo y rompe lo que había vuelto a escribir otra vez. Encierra a la Virgen y pone:
-A ver, tengo a tu jefa, si no me traes una bicicleta, no la suelto.

 Enviado por: tuna

 

Jaimito estaba andando en bicicleta cuando pasa por frente de la iglesia, en eso lo alcanza a ver el cura del barrio y le dice:
-Ven Jaimito, hace mucho que no vienes a la iglesia, vamos a rezar un "Padre Nuestro".
Jaimito con cara de preocupación le contesta:
-No, padre, no puedo, me van a robar la bicicleta.
El padre lo toma de la mano y le dice:
-Pasa, hijo, el Espíritu Santo te cuida la bicicleta.
Una vez terminado el "Padre Nuestro", Jaimito dice:
-En el nombre del Padre, del Hijo, amén.
El cura lo mira y le dice:
-Non Jaimito, ¿Ya te has olvidado de orar? A ver, repítelo de nuevo.
-En el nombre del Padre, del Hijo, amén.
-¡Nooooo! - dice desesperado el cura al ver que Jaimito insistía con lo mismo - Dices en el nombre del padre, del Hijo, Amén, ¿y el Espiritu Santo?
A lo que Jaimito lo mira intrigado y responde:
-¿Ya se olvidó que me está cuidando la bicicleta?

 Enviado por: Yanay

 

Una señora va por la calle llamando a su hijo:
-¡Coné, Coné!
Un hombre le dice:
-¿Por qué le llama usted Coné?
-Verá, es una historia un poco larga. Cuando fuímos a bautizarlo el cura nos preguntó el nombre del niño y le dijimos que se llamaba Ugenio. El cura dijo:
-¿No será con E?
Y nosotros dijimos:
-Bueno, lo que diga usted, padre.

 Enviado por: Beatriz, 10 años

 

Había un cura que se encontró con un niño en la calle
y le dijo:
-¡Por dios! ¿Qué te pasó, niño?
Dice el niño:
-Corriendo cai en una piedra.
-¡Pobrecito! ¿No habrás llorado?
-¿Para qué? ¿Si no había nadie!

 Enviado por: bastian


Hay más páginas de chistes de religión: 1 | 2 | 3

 

 

Versión móvil Condiciones de uso   | ©2004/2019 - Daniel Martínez Bou - Todos los derechos reservados